Header Ads

Ataques a Trump solo consiguen darle publicidad y hacerlo noticia

01/10/2016. (PrensaLatina).- Al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, podrán acusarlo de muchas cosas, menos de pasar desapercibido: su desfachatez durante el careo con la demócrata Hillary Clinton aún es noticia hoy, cuatro días después.
Además, el magnate neoyorquino ha sabido sacarle partido a su incorrección política, pues hace énfasis en los temas que le conviene debatir, por lo general chismes que entretienen a la masa, y desvían la atención de los tópicos más álgidos.

Por ejemplo, sus burlas por el supuesto sobrepeso de la Miss Universo venezolana Alicia Machado, o las acusaciones al moderador Lester Holt de estar predispuesto en su contra, por rectificarle en pleno debate afirmaciones sin sustento real.

De hecho, en varias entrevistas posteriores al show, Trump ha sugerido que prácticamente tenía que vérselas contra Clinton y contra el moderador de la cadena NBC, y volvió sobre su vieja cantinela del sistema amañado por los demócratas.

Pero fiel a su estilo, en otras instancias hizo declaraciones antagónicas sobre el papel de Holt, como cuando dijo a CNN que el moderador fue justo e hizo un gran trabajo.

Trump también interrumpió a Hillary cuando estaba le echaba en cara que no pagaba sus correspondientes impuestos, diciendo 'eso solo me hace más listo', frase que luego intentó matizar, pero que aún da que hablar.

El vicepresidente Joe Biden comentó anoche la frase en cuestión en el show de Jimmy Fallon, preguntándose 'si Trump se cree listo por no pagar impuestos... ¿qué somos los demás... estúpidos?'.

'Me insulta, realmente, pues si algo no le gusta a los estadounidenses es que los tomen por estúpidos', dijo Biden en el espacio del famoso comediante, que hace par de semanas fue duramente criticado por bromear con Trump.

A su vez, la revista The New Yorker se montó en las recurrentes burlas y humillaciones de Trump a las mujeres con sobrepeso para retratarlo en la portada ataviado con la contendiente de un concurso de belleza, y el sarcástico título de Miss Simpatía.

Sin embargo, más allá de críticas y tal, dichos ataques solo consiguen que Trump sea noticia, y para el excéntrico inversionista, como para las divas, lo importante es ser el centro, para bien o para mal, pero ser el centro.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.