Header Ads

Wikileaks: Brexit podría poner fin al exilio de Assange


25/06/2016. (TeleSur).- El Brexit puede tener como efecto secundario el fin del exilio del fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien lleva cuatro años asilado en la embajada ecuatoriana en Londres. Así lo manifestó la vocería del reconocido portal de filtraciones, luego de que se diera a conocer los resultados del referéndum realizado en Reino Unido para decidir la permanencia o no de este país en la Unión Europea (UE).

Tras conocer la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la vocería del portal de filtraciones ha concluido que estas nuevas circunstancias pueden otorgarle la libertad al fundador del portal.

Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange. “Brexit significa el desguace de la orden de detención europea utilizada como excusa para detener a Assange sin cargos en el Reino Unido durante 5,5 años”, dice el portal en su cuenta oficial en Twitter,

Gobierno sueco pagó a agente para intervenir en caso de Assange. En otro tweet reiteró que el Brexit establecerá la libertad de Assange, puesto que la orden de detención en su contra será desechada por Gran Bretaña.

Desde el 2010 el periodista y activista australiano Julian Assange es perseguido por Suecia, luego de que WikiLeaks revelara a medios de comunicación internacionales información secreta de que este país, la CIA y el FBI colaboraban y compartían información de inteligencia. Para evitar la extradición a su país, este se encuentra desde el 19 de junio de 2012 refugiado en la sede diplomática de Ecuador en Londres, país que le otorgó el asilo político.

Ya se han cumplido cuatro años del exilio de Assange, y pese a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha manifestado que lo quiere en libertad, el Reino Unido mantiene su voluntad de arrestarlo a penas salga del edificio, puesto que sobre él pesa la orden de detención europea emitida por la Fiscalía sueca, país que volvió a prorrogarla en mayo de este año.

En su esfuerzo por hacer cumplir la orden de detención sueca, Londres gastó casi 18 millones de dólares para mantener a varios policías vigilando la entrada de la embajada ecuatoriana hasta octubre de 2015, momento que decidió cambiar a otras “tácticas abiertas y encubiertas para detenerlo”.El Brexit puede tener como efecto secundario el fin del exilio del fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien lleva cuatro años asilado en la embajada ecuatoriana en Londres. Así lo manifestó la vocería del reconocido portal de filtraciones, luego de que se diera a conocer los resultados del referéndum realizado en Reino Unido para decidir la permanencia o no de este país en la Unión Europea (UE).

Tras conocer la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la vocería del portal de filtraciones ha concluido que estas nuevas circunstancias pueden otorgarle la libertad al fundador del portal.

Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange. “Brexit significa el desguace de la orden de detención europea utilizada como excusa para detener a Assange sin cargos en el Reino Unido durante 5,5 años”, dice el portal en su cuenta oficial en Twitter,

Gobierno sueco pagó a agente para intervenir en caso de Assange. En otro tweet reiteró que el Brexit establecerá la libertad de Assange, puesto que la orden de detención en su contra será desechada por Gran Bretaña.

Desde el 2010 el periodista y activista australiano Julian Assange es perseguido por Suecia, luego de que WikiLeaks revelara a medios de comunicación internacionales información secreta de que este país, la CIA y el FBI colaboraban y compartían información de inteligencia. Para evitar la extradición a su país, este se encuentra desde el 19 de junio de 2012 refugiado en la sede diplomática de Ecuador en Londres, país que le otorgó el asilo político.

Ya se han cumplido cuatro años del exilio de Assange, y pese a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha manifestado que lo quiere en libertad, el Reino Unido mantiene su voluntad de arrestarlo a penas salga del edificio, puesto que sobre él pesa la orden de detención europea emitida por la Fiscalía sueca, país que volvió a prorrogarla en mayo de este año.

En su esfuerzo por hacer cumplir la orden de detención sueca, Londres gastó casi 18 millones de dólares para mantener a varios policías vigilando la entrada de la embajada ecuatoriana hasta octubre de 2015, momento que decidió cambiar a otras “tácticas abiertas y encubiertas para detenerlo”.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.