Header Ads

ONU advierte crecimiento de xenofobia en todo el mundo


09/12/2015. (Dw).- Ante un mundo en el que crece la intolerancia y la xenofobia, Naciones Unidas recordó a las víctimas de genocidios y advirtió del riesgo de que este tipo de graves crímenes se repitan.

Por primera vez, la ONU conmemoró hoy el Día Internacional de las Víctimas de Genocidio y lo hizo también alertando de las peligrosas situaciones que se viven actualmente. "Hoy en día en todo el mundo están aumentando la intolerancia y la xenofobia", aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un mensaje.

"A menudo se explota la peligrosa dinámica basada en la idea de que pertenecemos a bandos enfrentados para justificar que se excluya a comunidades por el hecho de tener diferentes formas de identidad como la religión, la etnia u otros aspectos, se niegue la asistencia, se restrinjan los derechos humanos y se perpetren actos de violencia atroces", añadió.

Por ello, Ban defendió que este "es un momento idóneo" para ratificar el compromiso internacional de prevenir este "grave crimen" y "honrar la memoria de las víctimas". "La prevención del genocidio supone prestar más atención a las señales de advertencia y estar dispuestos a adoptar medidas inmediatas para poner remedio", recordó el jefe de la ONU, que en 2013 puso en marcha una iniciativa para vigilar las violaciones de los derechos humanos que pueden desembocar en crímenes masivos.

Un genocidio es resultado del cultivo del odio, por largo tiempo

Naciones Unidas insiste en que el genocidio no es un "resultado accidental" de los conflictos, sino que en la mayoría de casos es algo que se desarrolla a lo largo de un tiempo y que tiene un carácter "sistemático y planificado".

Aprobado el pasado mes de septiembre, este Día Internacional debe servir según la ONU tanto como un "recuerdo" como un llamamiento a la "acción", con el fin de garantizar que toda población esté protegida del riesgo de genocidio. "No nos permitamos repetir errores pasados. Actuemos ahora para evitar que el genocidio sea parte de nuestro presente o nuestro futuro", dijo hoy el asesor especial de la ONU para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng.

Ese llamamiento resuena con especial fuerza dentro de la organización, que reconoce como uno de sus mayores fracasos el no haber actuado para evitar ni detener hace 20 años el genocidio de Ruanda, que dejó más de 800.000 víctimas.

"La manipulación de las preocupaciones de la gente por el terrorismo para obtener beneficios políticos es nauseabunda y, como sabemos por el pasado, también peligrosa", insistió. Por ello, el especialista de la ONU en genocidio defendió que en "tiempos difíciles" como el actual es necesario trabajar juntos "para desmantelar prejuicios y mentiras" y responder a los discursos del odio, ya sean en público o internet.

Dieng, que visitó Irak en noviembre, se declaró conmovido por las historias que escuchó de parte de miembros de la comunidad yazidí, perseguidos por los yihadistas del Estado Islámico (EI) "simplemente por ser quienes son". "Desafortunadamente, este es sólo uno de demasiados ejemplos alrededor del mundo", lamentó.

La fecha elegida para recordar a las víctimas conmemora además la adopción el 9 de diciembre de 1948 de la convención de la ONU contra el genocidio, que definió este tipo de crímenes y señaló a los Estados como los principales responsables de prevenirlos.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.