Header Ads

Más de 100 mil maestros pararon en la República con solidaridad de unos 30 mil estudiantes.


 México. 15/10/2015. (Pedro Echeverría V.).- 1. Qué bueno que el tonto secretario de Educación, Aurelio Nuño, no sepa contar y busque por todos los medios minimizar el paro del lunes 12, tal como hacen todos los gobiernos para desanimar la participación. Pero qué malo sería que nosotros los maestros pensáramos que fue “un éxito” el paro y hagamos lo mismo –pero diciendo lo contrario- para demostrar que estamos muy bien. El gobierno, ante una manifestación de protesta de 100 mil personas dice siempre que fueron unas 15 mil; nosotros por el contrario decimos que fueron 150 mil. La realidad es que el gobierno conoce la fuerza de la oposición política y nosotros sabemos de la fuerza con que contamos. ¿A quién se trata de engañar?

2. Nuño de la SEP ha declarado que “se sancionará a 85 mil 296 profesores que suspendieron labores” y publica una lista de 14 estados encabezados por Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, Sinaloa, Tabasco y demás, dejan afuera al DF, Estado de México, Puebla, Chihuahua, que son lugares puntales de la Coordinadora (la CNTE). Nuño-SEP informa de lo que le han hecho llegar para concluir –para los medios de información a su servicio- que el paro fue un fracaso. Pero no tiene la información de que en por lo menos en una decena de otros estados se realizaron combativos actos de protesta en horarios de “contraturno” con la participación de estudiantes y trabajadores. En general el paro fue un avance de la lucha.

3. La batalla de los maestros de la CNTE, así como la de todos los sindicatos, no ha dejado de ser gremial, es decir, aunque muchos de sus dirigentes piensan en cambios revolucionarios radicales, de fondo, los maestros piensan en niños, en padres de familia, en sus planes y programas, en material didáctico, en sus salarios y prestaciones, en buenas condiciones de trabajo. Pero el pensamiento de los maestros no es tan limitado porque han leído algunas cosas sociales e históricas, revisan los periódicos y participan en reuniones. Si se atuvieran a la televisión y a la radio estarían idiotizados. Por ello su participación sindical y política en marchas y manifestaciones es muy necesaria para el desarrollo de la conciencia política y de clase social.

4. Ser gremialista es el primer peldaño de la lucha sindical, el pensamiento más inmediato y elemental que no rebaza cierto individualismo de defensa ante los abusos del patrón. Estaba bien en la primera estaba del capitalismo (quizá hasta mediados del siglo XIX) cuando los patrones estaban divididos, pero hoy ante gigantescos empresarios unidos con el gobierno y el imperio, la lucha gremialista y separada de los trabajadores sirve muy poco o de nada, pues siempre serán derrotadas. Mientras los patrones unidos cuentan con ejércitos y policías armados hasta los dientes, los trabajadores vamos en fila, cuando más, con un palo o una piedra; tal como solemos ver a los palestinos masacrados, defendiéndose de la invasión israelí o yanqui.

5. Quizá más que hablar y repetir mil veces acerca de la corrupción institucionalizada en México, tengamos que darla como un hecho y nos dediquemos más a hablar de nuestras formas de organización para luchar con avances. ¿No está acaso de más repetir y repetir que todos los gobiernos en México han estado al servicio de la burguesía privada empresarial y que los gobiernos recientes desde De la Madrid hasta Peña Nieto sólo han servido a los intereses de los más grandes explotadores de México y el extranjero? Me cansa ya escuchar, leer, escribir, que la burguesía mexicana es explotadora, ladrona y represiva; ¿puede haber acaso una clase burguesa y explotadora que sea distinta?

6. De Nuño de la SEP no hay que revisar nada porque sólo tiene pasado elemental, pero revisando la historia de los más altos funcionarios de la SEP (escribí un libro publicado en 1993 por la Universidad de Yucatán: “Educación Pública en México y Yucatán”) pongo ya en duda que los grandes: José Vasconcelos, Narciso Bassols y Jaime Torres Bodet, hayan sido educadores; lo que hicieron fue vivir sus circunstancias políticas y salir bien librado de ellas. Los otros secretarios de Educación cumplieron como burócratas los cargos en que los puso el presidente en turno. De los tres secretarios de Educación antes nombrados hay mucho qué decir, pero a partir de los años setenta a nadie se podrá recordar porque vivieron en el anonimato.

7. Así que el Nuño de la SEP ha buscado la propagación del fracaso del paro diciendo que se sancionarán a más de 85 mil maestros que suspendieron labores. La CNTE, que conoce su situación de fuerza- de manera justa se ha burlado de él por querer minimizar el movimiento. Pero pasaremos a otra etapa de mayores movilizaciones contra la privatización educativa y la evaluación punitiva. Seguimos exigiendo diálogo para evitar que las confrontaciones se agudicen. Pero que la CNTE ha crecido en muchos estados más es indiscutible. Como gritarían por ahí: “somos un chingo y seremos más”. Lo único que haremos son más foros académicos y culturales, encuentros sindicales y políticos y congresos unitarios con el fin de que la gente luche más. (15/X/15)



https://pedroecheverriav.wordpress.com

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.